top of page
  • mvictorise

JOB SHADOWING EN TAMPERE (FINLANDIA)

Actualizado: 4 abr 2019

M Victoria Salgado Escudero

IES La Ería


 

HELSINKI



Debía iniciar mi job shadowing en Tampere el lunes 1 de marzo, pero quise aprovechar el fin de semana para conocer Helsinki y tener un primer acercamiento con el país.



Sorprende la cantidad de centros culturales, bibliotecas, museos... que hay en al ciudad y la gran afluencia de gente que hay en todas ellos. En cualquier bar o sala de espera se puede encontrar una estantería con ibros.


 

TAMPERE


Tampere está situada a 170 kilómetros al norte de Helsinki con una población de aproximadamente 230.000 habitantes rodeada de dos grandes lagos, el Näsijärvi y el Pyhäjärvi.

La ciudad cuenta con tres universidades: la Universidad de Tampere, la Universidad Tecnológica de Tampere y la Universidad de Ciencias Aplicadas de Tampere, además de con varios centros e institutos de formación profesional.

Se trata de una ciudad eminentemente industrial que llegó a ser denominada como el Manchester del norte. Inicilamente era conocida por su industria textil y de metal, pero durante la década de los 90, estas han sido reemplazadas por empresas relacionadas con las tecnologías de la información y las telecomunicaciones, sin embargo los vestigios de las grandes empresas textiles siguen siendo visibles en la arquitectura de la ciudad.

Llegué a Tampere por la noche y lo primero que me llamó la atención fue ver las calles con iluminación navideña en el mes de marzo.



 

Tammerkosken lukio


Me presento en el centro de enseñanza secundaria superior Tammerkosken donde me espera Maarit Luhtala, Coordindora de Relaciones Internacionales y Vicedirectora del centro que me acompaña a conocer las instalaciones mientras me informa de las particularidades del sistema educativo.

Se trata de un centro público nuevo (2012) donde se ofrece educación secundaria superior no obligatoria (bachillerato) con opciones artísticas (parecido a lo que para nosotros es el bachillerato artístico).

Es un centro con mucho prestigio por lo que para obtener plaza como alumno se necesita contar con una nota mínima de 8,5 en el examen final de educación básica, eso hace que todos sean buenos alumnos sin problemas de comportamiento ni necesidades educativas especiales (algún caso de dislexia a lo sumo).

Como se puede ver en las fotos las instalaciones son excepcionales, nada parecido a la imagen que tenemos de un instituto, no obstante, tampoco este centro es representativo de la media del pais, ya que este está especialmente bien dotado.


 

Los talleres


Pasado el primer contacto donde además de conocer las instalaciones me ha sido entregado el horario, asisto a las clases como observadora.

Casi la totalidad de las horas las paso en los talleres artísticos de dibujo, pintura, fotografía, cerámica.... Los equipos y medios son impresionantes, de hecho los propios profesores reconocen que pocas universidades cuentan con los equipamientos que ellos disfrutan.

Los alumnos trabajan de forma bastante autónoma tras la explicación del profesor, tienen muy claro lo que deben hacer, por eso tampoco hay restricciones en el uso de los móviles, los pueden utilizar en cualquier momento ya sea para trabajar o para uso particular, en cualquier caso el trabajo se hace y se hace bien.

Los trabajos de los alumnos se exponen en los pasillos de la zona de talleres y en una sala de exposiciones que se renueva periodicamente.




 

Las aulas


También asistí a clase de física e idiomas. Siguen una metodología tradicional. Clases de 75 minutos divididas en tres bloques:

  • Corrección de deberes

  • Explicación

  • Ejercicios

Todas las aulas están equipadas con pizarra digital, cañón, armarios y lavabo, pero como cada profesor tiene su propio aula, tiene además todo lo necesario para impartir su materia, por ejemplo, en el aula de física tenían un infiernillo donde poder calentar liquidos así como todos los componentes que normalmente tiene en el laboratorio.


El ratio de alumnos es de un máximo de 30, pero debido al sistema tan variado de optatividad que tienen, este ratio varía mucho de unas clases a otras y de un bimestre a otro.

El comportamiento de los alumnos, al igual que en los talleres, es excepcional debido no solo al alto nivel académico que poseen, sino también al propio caracter y cultura finlandesa, esto hace que en las relaciones profesores/alumnos no sea necesario imponer autoridad, sino que es una relación basada en el respeto y en la concienciación del papel que cada uno tiene.

En los pasillos y zonas comunes de la zona de aulas los alumnos disponen de mesas de estudio con ordenadores y espacios de relax y esparcimiento, ya que es habitual que tengan horas libres en su jornada.



 

La ciudad


Por las tardes aproveché, dentro de lo que la temperatura me permitía, a conocer la ciudad.


Las principales atracciones de la ciudad son el parque de atracciones, cerrado en estas fechas, y las actividades acuáticas en los lagos de las que sólo pude ver un trineo de perros cruzando el lago.





Para aguantar mejor las bajas temperaturas, había que hacer paradas de vez en cuando en alguno de los muchos bares de la ciudad, y hay que reconocer que es un pais en el que se puede encontrar de todo.



 

Despedida


Solo quedaba ir al aeropuerto para iniciar el viaje de regreso. Tampere me despidió dando buena muestra de la tranquilidad de la que hacen gala. Mi vuelo era el primero del día y llegué un poco pronto, me encontré en un aeropuerto absolutamente vacío, ¡ni siquiera había personal de seguridad!, algo impensable en los aeropuertos a los que estamos acostumbrados.


Una experiencia estupenda que debería complementarse con una visita a un centro de educación básica donde apreciar las innovaciones de su sistema educativo.

64 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo
bottom of page